Cromosoma 6

Biólogo genetista Mg. C.J. Scotto

Estimado lector en el fragmento anexado de la novela “Cromosoma 6” del escritor Robin Cook (2006). Un patólogo forense descubre un tinglado internacional que usa la ingeniería genética manipulando los genes de Histocompatibilidad Mayor ubicado en el Cromosoma 6 para obtener “primates donantes de órganos compatibles con humanos” y poder realizar xenotransplantes en personas pudientes desahuciadas que paguen el alto precio. Sin embargo, otros “genes humanizantes” tambien son manipulados en forma indirecta y producen “efectos eugénesicos impredecibles” relacionados con el incremento de la inteligencia animal. El autor plantea aspectos no sólo de los alcances biotecnológicos. Sino aspectos bioéticos sobre las implicancias de la manipulación de genes,

Actualmente, existen pocos proyectos que buscan incrementar la inteligencia de los animales. Claro con repercusiones bioéticas dentro de la comunidad científica y la sociedad en sí misma. En la actualidad, los esfuerzos científicos buscan desentrañar la estructura biológica más compleja de nuestra. Como algunos la denominan “el cerebro es la última frontera”.

El aumento del tamaño del cerebro y de las habilidades cognitivas son los rasgos más notorios que han cambiado en los humanos durante la evolución. Pero los genes y su funcionamiento en los humanos siguen siendo difíciles de comprender del todo. Son éstas características que nos diferencian de nuestros parientes, los primates no humanos. Los cerebros de los humanos modernos son más de 20 veces más grandes que de los monos del Viejo Mundo y más de cuatro veces más grandes que los de los grandes simios (Figura 1, Tabla 1).

Figura 1: Comparación entre el cerebro humano, el de los prosimios y los monos del Viejo y del Nuevo Mundo.

EspecieCerebro completoLóbulo FrontalLóbulo TemporalLóbulo Parietal Occipital
Humano1.390,3454,8223,2448,8
Bonobo336,3101,548,2109,1
Chimpancé320,997,248,2103,6
Gorila425,1124,849,8142,6
Orangután443,2142,365,7138,8
Gibón82,320,313,528,1

Tabla 1: Volumen comparativo en cm3 del cerebro y los lóbulos cerebrales en diferentes primates (Semendeferi & Damasio, 2000).

Existe algunos grupos científicos que buscan simular o incrementar la inteligencia en animales:

Caso 1: En el año 2018, el genetista brasileño, Alysson Muotri, aplicó las tecnologías más modernas para crear un “microcerebro” con genes del hombre de Neandertal. Para realizar el estudio, se combinó tres métodos científicos: la herramienta de modificación de genes Crispr, los estudios sobre el ADN ancestral y la creación de orgánulos celulares, conocidos como microcerebros, derivados de las células madre.

Los ‘microcerebros’ ayudan a los investigadores a estudiar enfermedades neurológicas en tejidos humanos vivos. Pero tambien se busca ver que otros “genes evolutivos” que pudieron diferenciar al Homo neanderthalensis del Homo sapiens. Al comparar las secuencias del genoma de neadertal con el moderno, la cantidad acumulada del genoma neandertal que persiste a través de todos los seres humanos es del 2 al 4%. Los investigadores también se han encontrado que hay regiones del cromosoma humano que carecen totalmente de genes neandertal. Por ejemplo, el cromosoma 7 humano no tiene absolutamente ningun gen de neandertal. Curiosamente, el gen FOXP2 que es responsable del habla humana y la capacidad del lenguaje que permitió su sociabilización está en este cromosona 7 pero el neandertal no lo posee. Se han descubierto mutaciones del gen FOXP2 relacionado con el habla idénticas a las de los humanos modernos en el ADN neandertal, lo que sugiriria que los neandertales podrían haber compartido algunas capacidades lingüísticas básicas con los humanos modernos.

En el año 2014, se publica en la revista Nature la secuencia completa del 60% del genoma del neandertal. Siendo éste el segundo genoma de un humano es ser secuenciado. Los datos muestran que los neandertal podian haber tenido una posición media entre simio superevolucionado o un protohumano. Aspectos que ahora se discuten con los alacances de la ingeniería genética.

Caso 2: En el año 2019 el investigador chino Su Bing del Instituto de Zoología Kunming de la Academia de Ciencia de China provocó una “mejora de la función cognitiva en monos Macacos Rhesus” mediante la implantación de copias del gen MCPH1 (Microcefalina) ubicado en el cromosoma 8 de humanos.

La investigación, emprendida por múltiples universidades y liderada por el Instituto de Zoología de Kunming en el suroeste de China, tenía la intención de arrojar más luz sobre el proceso evolutivo que condujo a la inteligencia humana. El análisis del comportamiento y la fisiología de los monos mostró que se desarrollaron de manera más humana, con mejor memoria a corto plazo y un tiempo de reacción más rápido en comparación con un grupo de control. Sus cerebros también tardaron más en desarrollarse, de manera similar a los humanos. Los alcances futuros estan siendo debatidos al generarse animales con una mayor inteligencia que podría generar “Saltos evolutivos” y generar “protohumanos”.

Bibliografía consultada

Al Eissa MM, Sharp SI, O’Brien NL, Fiorentino A, Bass NJ, Curtis D, McQuillin A. (2019). Genetic association and functional characterization of MCPH1 gene variation in bipolar disorder and schizophrenia. Am J Med Genet B Neuropsychiatr Genet. Jun;180(4):258-265. https://doi: 10.1002/ajmg.b.32722

Coors, M., Glover, J. & Juengst, E. et al. (2010). The ethics of using transgenic nonhuman primates to study what makes us human. Nat Rev Genet, Vol.11: 658–62. https://doi.org/10.1093/nsr/nwz043

Dalton, R., 2006. Neanderthal genome sees first light. Nature, 444: 254.

Enard, W., Przeworski, S., Fisher, C., Lai, V., Wiebe, T., Kitano, A., Monaco & Pääbo, S. (2002). Evolución molecular de FOXP2, un gen involucrado en el habla y el lenguaje. Nature, Vol. 418: 869–872.

Jackson AP, Eastwood H, Bell SM, et al. (2002) Identificación de microcefalina, una proteína implicada en la determinación del tamaño del cerebro humano. Soy J Hum Genet., 71 (1): 136-142. https://doi: 10.1086 / 341283

Lalueza Fox, C. & Rosas A. (2009). Genética de los neandertales. Investigación y Ciencia, 392: 11-12.

Proyecto del genoma neandertal – https://es.qaz.wiki/wiki/Neanderthal_Genome_Project

Prüfer, Kay & Racimo, Fernando & Patterson, Nick & Jay, Flora & Sankararaman, Sriram & Sawyer, Susanna & Heinze, Anja & Renaud, Gabriel & Sudmant, Peter & Filippo, Cesare & Li, Heng & Mallick, Subhashis & Dannemann, Michael & Fu, Qiaomei & Kircher, Martin & Kuhlwilm, Martin & Lachmann, Michael & Meyer, Matthias & Ongyerth, Matthias & Pääbo, Svante. (2013). The complete genome sequence of a Neandertal from the Altai Mountains. Nature, 505. 10.1038/nature12886.

Rosales-Reynoso, M., Juárez-Vázquez, C. & Barros-Núñez, P. (2018). Evolution and genomics of the human brain. Neurología, Vol.(4):254-265. https://doi.org/10.1016/j.nrl.2015.06.002

Semendeferi, K. & Damasio, H. (2000). The brain and its main anatomical subdivisions in living hominoids using magnetic resonance imaging. Journal of Human Evolution, Vol. 38(2):317-332. https://doi.org/10.1006/jhev.1999.0381

Tang, Bor. (2006). Molecular genetic determinants of human brain size. Biochemical and Biophysical Research Communications,

Vol.345(3): 911-916. https://doi.org/10.1016/j.bbrc.2006.05.040

Wang, Y. & Bing Su (2004). Evolución molecular de la microcefalina , un gen que determina el tamaño del cerebro humano, Genética molecular humana , Vol. 13(11):1131–1137. https://doi.org/10.1093/hmg / ddh127

Yang, S., Cheng. P., Banta. H., Piotrowska-Nitsche, K., Yang. J., Cheng, E., Snyder, B., Larkin, K., Liu, J., Orkin, J., Fang, Z., Smith, Y., Bachevalier, J., Zola, S., Li, S., Li, X. & Chan, A. (2008). Towards a transgenic model of Huntington’s disease in a non-human primate. Nature. 453(7197):921-4. https://doi: 10.1038/nature06975

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: